¿Dónde conseguir el DVD?

Mirá la película haciendo clic acá

El porqué

El porqué de esta película

Hace algunos años, tal vez cinco, un pequeño grupo de militantes empezamos a reunirnos los jueves alrededor de una mesa en el taller de Chiche Pecorino, uno de nosotros.

Algunos habíamos participado activamente de la Resistencia, otros nos enganchamos después. Todos veníamos de una práctica política y gremial a la que de una u otra forma seguimos ligados hasta el día de hoy. Coincidíamos en la necesidad de mostrar ese período oculto, poco conocido, que fue el de la Resistencia Peronista, nos parecía que una película era la mejor manera y comenzamos a buscar quien podría hacerla. Hubo varios intentos frustrados hasta que... nos conectamos con Alejandro, quien al principio dijo que él no podía (estaba por estrenar Pulqui), pero con el tiempo y la participación en nuestras reuniones semanales el proyecto lo fue ganando. Luego se sumó María en producción, con su fuerza juvenil, su constancia y trabajo.

Nos animaba el espíritu conspirativo que vivimos en tantas cocinas de hogares obreros, en la oscura noche de la dictadura “libertadora”.
Queríamos dar voz a protagonistas genuinos de esta lucha y decidimos buscarla en el recuerdo, en la memoria de los compañeros y compañeras. La única condición era que fueran personas que resistieron y no claudicaron.

En ningún momento nos planteamos hacer una película que fuera una explicación o una investigación acabada de la Resistencia Peronista. No pretendemos tampoco ser los únicos resistentes, ni abarcar todas las variantes que tuvo esta increíble experiencia.
Sí tenemos claro que queremos reinstalar el valor de la política como la entendíamos entonces y la entendemos ahora.

Sostenemos que a partir de 1955 la fractura del Movimiento Peronista deja a la clase trabajadora y el pueblo solos en la defensa de los derechos adquiridos a partir de 1945. El peronismo pasa a ser entonces la identidad de los “negros”, de los “cabecitas” y la dirigencia tradicional demuestra su incapacidad para resistir la proscripción del Movimiento.

Para nosotros la Resistencia fue obrera y peronista. La defensa de las conquistas de clase era y es indisoluble de la defensa de los logros de la nación peronista. Identidades de clase y de nación forjaron la épica de una resistencia concebida y construida, sin tutorías, por los trabajadores.

Reivindicamos la creatividad de la clase obrera y el pueblo para generar formas organizativas que le permitieron ir dando respuestas frente a la proscripción y la violencia desatada por la dictadura de la “Libertadora”, su capacidad intelectual y política, su valentía, su generosidad y reconocimiento para quienes desde diferentes orígenes sumaron su compromiso.
Se equivocan quienes quieren imponer a esta resistencia, obrera y popular, padrinazgos fundacionales de instituciones o de jefes que habrían cobijado a la militancia que la protagonizó.

El documental nos hace sonreír de nuevo. Hemos vuelto a vivir todos, hemos salido del opacamiento.
Tal vez se nos pueda acusar de nostálgicos. Primero vino la nostalgia y ahí nomás la memoria, y nos hizo hablar, y contamos todo desde las tripas, sin especulaciones.
Este es un esfuerzo militante, colectivo, de los resistentes y el equipo de filmación.

Los resistentes es una herramienta para derrotar el olvido, construida en base a las voces particulares de hombres y mujeres del pueblo, conforma un gran coro, una voz colectiva, que reivindica la memoria y el valor de la experiencia. Pero la memoria no sólo como nostalgia, sino como una herramienta para construir política desde y para la clase obrera.

Queremos agradecer a todos las compañeras y compañeros que a través de las palabras enancadas en voces graves y sencillas de mujeres y hombres honestos y coherentes, siguen resistiendo en soledad. A quienes aportaron sus vivencias, sus secretos, nos abrieron su casa.
Esperamos que este documental los represente como nos representa a los que lo soñamos y lo realizamos.

En cada nueva proyección sabemos que la película hace su trabajo, los invitamos a todos a dejarse llevar por estos relatos,.
Los invitamos a participar de esta discusión aún inconclusa, esperando que sirva para ayudar a construir finalmente un país como aquel que pudimos entrever entre 1945 y 1955, y por el que seguiremos luchando hasta el final, como lo hicieron tantas y tantos compañeros.

Los resistentes